Casinos de Huelva

PATRIMONIO y PLACER, valores de los Casinos de Huelva. La página de los Casinos en la Red

El Casino Minero de Corrales marca el camino

Javier Gavaldá (Presidente)
Miguel Mojarro (Socio)

Lo hemos dicho muchas veces: El futuro de los casinos está en adaptarse a las demandas de nuevos tiempos y al momento cultural.

No es una renuncia a lo pasado, a lo de siempre en los casinos, a los juegos que antes llenaban los salones, sino adaptarlo a la demanda actual, integrarlo en un afán cultural, incorporar nuevos atractivos lúdicos, …

Adaptar y enriquecer. Convertir lo lúdico en un aspecto importante de la Cultura, porque solamente así un casino puede seguir siendo atractivo y deseado.

Es fácil decirlo, pero no tanto hacerlo. Aunque esta afirmación sea realista, también es cierto que los refranes incorporan sabiduría de la eficaz, de la que sirve: Poder es querer. Eso hemos pensado en el Casino Minero de Corrales, como alternativa a no hacer nada, que es equivalente a desaparecer. No son buenos tiempos para unas entidades (privadas) que ingresan cada vez menos dinero, pero tienen los mismos gastos de siempre, incrementados por la cosa esa del índice de precios dichoso.

La poltrona presidencial no es un lugar de estar, sino un sitio desde el que se puede (y se debe) sostener las paredes del casino y añadir nuevas ideas decoradas con la demanda o las necesidades actuales.

La Directiva de los casinos es el espacio en el que un casino se hace fuerte o se debilita progresivamente. Y los socios deben saber esto antes de que algún día solamente haya lugar para el lamento. Otro refrán (como siempre) dicta sentencia: Mas vale prevenir que curar.

Por eso los socios, el colectivo dueño de todo y responsable de que la directiva funcione, tendría que amanecer cada día con una ocupación (no preocupación, que no es lo mismo): velar por que su directiva tenga inquietudes y su presidente vele y proponga. Velar para evitar el deterioro y proponer acciones para fortalecer la salud de una entidad que es nuestra, no de “papá estado”, como otras cosas que nos rodean.

Casino, en los pueblos del Sur, es equivalente a asociación privada, de los socios, nacido por y para el uso de éstos en su asueto, sin ayudas preestablecidas ni acordadas.

Cuando se crearon los casinos, una idea estaba en la mente de los fundadores: Creemos esto para nuestro deleite. Si es nuestro, hay que mantenerlo. Y así nos lo dejaron a los sucesores en los pueblos actuales. Es un bien heredado, una patrimonio irrepetible, mérito de ellos. Nosotros somos solamente herederos, receptores de un bien y responsables de su permanencia. Un casino que permanece, es un orgullo para ese pueblo y un patrimonio del que presumir. Un casino desaparecido, es doloroso y vergonzoso para quienes lo han dejado morir.

En Corrales, lugar poco menos que desconocido hasta hace poco en los ámbitos culturales, hay un casino que ha colocado su imagen en los carteles, las emisoras, la prensa, los mentideros choqueros, … y en la Historia, porque acaba de cumplir su primer centenario.

Pero no ha sido fácil ni cómodo. Al borde de la desaparición hace pocos años, unos atrevidos socios herederos de aquellos mineros-marineros-ferroviarios, se subieron a la máquina y echaron leña al fuego del futuro. Sudor y lágrimas (sangre no) ha costado llegar a la orilla, pero aquí estamos.

Queda lo mas difícil: Mantenerse (lo difícil no es llegar, sino mantenerse, dijo un señor del que no nos acordamos). Pero “ya estamos aquí” (dijo otro señor que en su tierra es mito).

Nosotros no somos mito en nuestra tierra ni lo pretenderemos nunca, pero sí amamos a nuestros mitos y a nuestro patrimonio.

Y el Casino Minero de Corrales es Patrimonio social de nuestra Historia y mito de nuestra memoria. En esto sí somos radicales. Porque sin nuestra memoria somos poca cosa (esto lo dijo antes un premio Nobel: Ramón y Cajal). Y nuestra memoria descansa especialmente en los trenes cargados de mineral, en los muelles con barcos desde los fenicios y en el polvo rojo que llenaba los tejados de nuestras casas de Corrales.

Entre esas tres memorias, nace un Casino, minero y blanco, donde la manguara y el billar comparten el asueto de los socios, que entonces eran todos los empleados de la Compañía.

Este patrimonio de nuestra Historia ha podido desaparecer. La desidia es mala compañera de viaje. Pero ahora hay que mantenerse, que no es poco.

El pasado 6 de marzo, la Junta Directiva del Casino Minero de Corrales convocó asamblea general ordinaria y a continuación extraordinaria con la intención de renovar la misma, para las que no hubo candidaturas (penoso) y se levantó la sesión sin acuerdo, con la intención de hacer una nueva convocatoria pasados unos días.

En esos días, concretamente el 14 de marzo se decreta el Estado de Alarma, y con él el confinamiento, parándose así toda la actividad hasta el día 25 de mayo, fecha en la que el Casino Minero volvió a abrir sus puertas en la fase dos de la “desescalada”, cumpliendo toda la normativa del Gobierno.

 En nuestro reencuentro, la Junta Directiva propuso de nuevo la presentación de candidatos a la misma hasta el día 15 de junio. Al no recibir ningún tipo de respuesta (nuevamente penoso), decidieron continuar en la Directiva los actuales componentes, hasta el mes de marzo del año 2021, fecha en la que se convocará una nueva asamblea extraordinaria para la renovación de la Junta Directiva.

Mientras tanto, el Presidente y dos magníficos colaboradores, Manuel Martínez Martín (Tesorero) y Manuela Calero Martín (Secretaria), están subidos al pescante conduciendo y mejorando este patrimonio que fue minero, ferrocarril y puerto. Hoy sigue siendo casino gracias a ellos.

Nuestra actividad no cesa, para mantener la vida de una entidad que necesita de ella para subsistir. Algunas de estas actividades quedan para el recuerdo, como ejemplo de responsabilidad de unos pocos (Tres).

El 27 de junio se jugó la final del segundo torneo de dardos de San Pedro organizado por el Club de Dardos, la Junta Directiva del Casino Minero y la Colaboración del Ayuntamiento de Aljaraque. No es poco recuperar una afición tan popular y casinera, en tiempos de abandono del deporte como actividad habitual.

En el año 2013 tuvimos una noticia importante e histórica: El Club Huelva de Billar se “mudó” a nuestro casino, adoptándolo como su casa. Este Club, a pesar de la suspensión de las fiestas patronales de San Pedro en Corrales este año, ha convocado el trofeo de billar “A 3 bandas”, jugándose la final el día 29 de junio pasado, reduciendo el número de participantes debido a la pandemia. A la final del torneo asistió la Concejala de Cultura y el Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Aljaraque, Doña Ana Mora y Don Pedro Yorquez.

El día 20 de julio, el Club Huelva de Billar homenajeó a su aficionado más fiel, “Francisquito”, que con sus 90 años sigue presenciando todos los días los entrenamientos y partidas de los integrantes del club.

Durante el mes de julio, la Junta Directiva expone una muestra de tebeos antiguos originales de los años 1950 a 1980, apostando siempre por el espacio cultural que todos los años en diversas ocasiones se presentan en el Casino Minero.

Es un homenaje sentido a los creadores de nuestro canino hacia la lectura y a aquellos quioscos en los que depositábamos la mirada y el deseo. Ahí empezó nuestra relación con la Cultura, no se olvide.

Hemos querido manifestarle la bienvenida al Club de Dominó, que se integró en el Casino el pasado mes de febrero y, debido a la pandemia, no tuvimos ocasión de dársela. Por este motivo, a la vuelta del confinamiento y durante el regreso a la “nueva normalidad”, decidimos dedicarle un espacio personalizado para la práctica de este bonito juego del dominó, decidiendo así hacerles un mural relativo al juego.         

Esto sí es un paso importante en la recuperación de nuestra memoria, compartida con el resto de los casinos de Huelva. En otras fechas, en este periódico, hemos rendido homenaje al dominó, rey del ocio casinero y el mejor invento (o adaptación) que el hombre puso a su servicio para salir del exterior y zambullirse en su mejor intimidad.

Y más, mucho más, en nuestros meses del Centenario, plenos de actividad casinera y de encuentros culturales y de ocio.

No paramos ni pararemos de reivindicar nuestras tradiciones lúdicas, tan inherentes a los casinos. No paramos ni pararemos de predicar con el ejemplo, para que los casinos puedan seguir siendo el lugar de encuentro en el asueto de todas las clases sociales, como homenaje y gratitud a los que hicieron posible que el nuestro existiera.

Un amigo nuestro dijo un día: “A los hijos se les perdona todo, menos la ingratitud”. Pues en esas estamos, en caminar como hijos de aquellos mineros-marineros-ferroviarios, que, antepasados nuestros, nos han dejado una herencia valiosa.

Tan valiosa como ser el hogar de la parte mas importante de nuestras jornadas: El asueto.

c. e.: casinosdehuelva@gmail.com

Un comentario el “El Casino Minero de Corrales marca el camino

  1. Benito A. de la Morena
    5 enero, 2021

    Velar por el patrimonio cultural es enaltecer la historia de tu país, ciudad o pueblo. Es revivir las etapas de tu familia y amigos que de ello disfrutaron y lo que el Casino de Corrales ha conseguido llegando a su centenario, será recordado por las generaciones futuras, pues será parte de la historia de tu tierra.
    Mi más sincera enhorabuena a sus promotores e incansables defensores de los casinos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 4 enero, 2021 por en Casinos, Publicaciones.
A %d blogueros les gusta esto: